5 sep, 2022

Buscan aumentar generación distribuida de 0.5 MW a 1 MW en México

A finales de julio pasado se presentó una iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) buscando aumentar la capacidad instalada de las centrales de generación de electricidad exentas de permiso gubernamental de 500 kW (kilowatts) a 1 MW (megawatt). Es importante destacar que el 99.27% de las centrales eléctricas con capacidad menor a 500 kW, ó 0.5 MW, son sistemas de paneles solares.iniciativa-para-aumentar-generacion-distribuida-en-mexico

Nayeli Arlen Fernández Cruz, diputada del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México fue quien presentó dicha iniciativa con proyecto de decreto para modificar el marco normativo vigente teniendo, entre otros objetivos, incentivar la generación de energía eléctrica para los pueblos y comunidades indígenas aisladas de la red eléctrica que no cuentan con el servicio.

Dicha iniciativa propone modificar el actual artículo N° 17 de la Ley a la Industria Eléctrica (LIE) y, en caso de aprobarse, las centrales eléctricas con capacidad menor a 1 MW (megawatt) no necesitarán un permiso de la Comisión Reguladora de Energía para generar energía eléctrica en México.

La iniciativa sigue una propuesta similar planteada por el diputado Héctor Salinas Wolberg, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, quien argumentó en febrero de 2020 el aprovechamiento de las energías renovables, a la vez que, al exentar mayor capacidad, el esquema de la generación distribuida será accesible a más usuarios, con un impacto positivo en CFE al disminuir su carga operativa.buscan-aumentar-generacion-distribuida-a-1-mw-en-mexico

En su momento, el legislador citó los casos de otros países en donde el límite para esta modalidad llega a los 5 MW, como Brasil, Guatemala y Reino Unido.

De igual forma, en abril de este año, la senadora panista Xóchitl Gálvez Ruiz también hizo la propuesta: “Fomentar el aumento de generación distribuida, la entrada de más actores al mercado y lograr que los costos de la energía eléctrica disminuyan, sin necesidad de cuantiosas inversiones por parte del Estado”, planteó Gálvez como objetivo principal.

La iniciativa más reciente de la diputada Fernández Cruz sigue los sucesos acontecidos este abril donde se rechazó la reforma eléctrica del presidente López Obrador tras varios foros de debate realizados en la Cámara de Diputados.

La legisladora Nayeli Fernández menciona en el proyecto de decreto que “aún hay espacios donde se puede actuar en miras de cambiar el estado actual de las cosas a fin de mejorar las condiciones de acceso a electricidad más limpia y barata para un sector más amplio de la población”.

Click me

De igual forma, planteó que, al abrir la posibilidad a la generación de electricidad “suficiente” para cubrir las necesidades de pequeñas comunidades aisladas, “se procura mejorar las condiciones necesarias para el desarrollo social y crecimiento económico de las mismas”.

Poniendo la propuesta en perspectiva, México actualmente suma 2,307.41 MW en 300,624 contratos de interconexión, según los últimos números publicados por la Comisión Reguladora de Energía del primer semestre de 2022.

 

Qué dicen los expertos

Consultados por medios nacionales, expertos del sector eléctrico mexicano comentaron que la idea de aumentar la capacidad es buena, pero aclararon que a menudo se confunde la generación distribuida.

que-dicen-los-expertos-al-aumento-de-generacion-distribuida

“Yo creo que han perdido de foco de qué significa el generador exento”, expresó Gilberto Sánchez, director de la División de Energía de Sanba, Soluciones Energéticas. “He escuchado a algunos funcionarios que hablan de sistemas aislados de la red en comunidades como ‘generación distribuida’, pero no es generación distribuida porque no está conectado a un circuito de distribución con alta concentración de centros de cargas”, agregó, citando el artículo 3° de la LIE.

El mencionado artículo, en su fracción XXIII, inciso b), define la generación distribuida como la que realiza un generador exento (con capacidad menor al 0.5 MW) y que esté interconectado a un circuito de distribución que contenga una alta concentración de centros de carga; es decir, que esté conectado a las redes de distribución o de transmisión, o en su caso, a las redes de los sistemas aislados de las Penínsulas de Baja California o de Yucatán.

Nueva llamada a la acción

En todo caso, continúa Sánchez, para las comunidades aisladas de las redes de transmisión y de distribución, el esquema aplicable es de las micro-redes, sistemas independientes en donde hay un generador, normalmente con sistemas fotovoltaicos, que abastece a varios usuarios en una pequeña red que no se conecta con la infraestructura las empresas subsidiarias CFE Distribución y CFE Transmisión.

“Al ser una central eléctrica aislada y que podrían ellos construir su propia red privada, que no tiene nada qué ver con el Estado, con transmisión, con distribución, con CFE, con cualquiera de sus subsidiarias, entonces no requeriría de un permiso”, aseguró Sánchez y, por ende, tampoco tiene un límite de capacidad instalada.las-micro-redes-y-la-generacion-distribuida-no-son-lo-mismo

El especialista también sustentó su opinión en el artículo 16 del Reglamento de la LIE que indica que las centrales con capacidad igual o mayor al 0.5 MW necesitan un permiso para poner a disposición su capacidad neta el SEN. “Una micro-red no lo hace porque no está conectada al sistema”, recalcó.

Por otro lado, el límite actual de la generación distribuida en México de 500 kW fue mencionado, en reiteradas ocasiones, como una de las barreras para el desarrollo de las energías renovables ante la falta de incentivos para la generación a gran escala, bajo el argumento de que aumentar el umbral de generación motivará el interés de más actores del mercado.

“La generación distribuida debería tener una reforma en papel para llegar a tener hasta 5 MW con un producto fast truck. Con ello se debería tener un permitting mucho más ágil para que todas las empresas piensen en ser calificados y ser generadores locales. El mundo va hacia ello”, dijo Paolo Salerno, Socio director de Salerno y Asociados, meses atrás, antes de que se debatiera la reforma eléctrica.

Para Salerno, lo propuesto en esta y en las otras iniciativas que se han presentado al respecto está bien y es necesario. En un contexto en que se han detenido los permisos para instalar parques de generación eléctrica privados, especialmente de fuentes renovables, Salerno dijo ver bien la propuesta de aumentar la capacidad de la generación exenta que beneficiaría a más empresas e industrias, liberando con ello en parte la carga de la compañía estatal de suministrar energía para todos.

Aunque consideró algunos puntos regulatorios, como diferenciar bien el concepto de “generación distribuida” del “autoconsumo”, coincidiendo con Gilberto Sánchez. “Viendo la situación regulatoria tan compleja como es la actual, que de facto no ha permitido la implementación de nuevos parques de generación, creo que sería estupendo la ampliación hacia un mega”, expresó el también consultor.

Nueva llamada a la acción

Otra ventaja de la ampliación de la capacidad, de acuerdo con el especialista, es que las empresas e industrias se ahorrarían los trámites de solicitar un permiso a la CRE, el cual resulta costoso y tardado. “No es meter nueva generación para inyectarla a la red, sino es dar facilidades a las empresas de generar más energía sin necesidad de pasar por el tema de permitting”, dijo a un medio nacional.

Por otro lado, Víctor Ramírez, consultor independiente del sector energético, reconoció que “abre posibilidades a la industria que tiene demandas mayores a 500 kW para generar en sitio y bajar sus costos de energía”. aumentar-generacion-distribuida-abre-posibilidades-a-industrias-con-gran-demanda

Y ante la pregunta de qué podría pasar en el Congreso, el especialista apuntó que “es la tercera iniciativa que se presenta en ese sentido (todas rechazadas), pero no parece estar en el interés del grupo mayoritario, aunque es la primera vez que alguien del grupo lo presenta”.

Mientras que otras voces del sector manifestaron que no creen que pase el proyecto de decreto, debido a que la mayoría de las propuestas de Nayeli Arlen Fernández Cruz fueron rechazadas en la Cámara Baja.

Solo queda seguir de cerca está propuesta y observar cómo se desarrolla la transición energética mexicana en generación distribuida.

 

Con información de Energía Estratégica y Energía Debate

Ebook

Artículos
Relacionados