Conoce los esquemas de interconexión que existen en México

Tiempo de lectura: 6 min

En los últimos años, hemos observado una mayor importancia en fomentar la transición a energías renovables para las industrias, comercios y casas de México. Anteriormente, la producción y distribución de energía eléctrica solo estaba autorizada a la compañía de luz y los sistemas de generación de energía con fuentes renovables estaban únicamente permitidos para autoconsumo en lugares donde no llegaba la red eléctrica.

Posteriormente, la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica permitió el uso de sistemas de paneles solares interconectados a la red eléctrica para autoconsumo en cualquier parte del país. Sin embargo, no era posible la venta de excedentes en caso de que un sistema fotovoltaico inyectara constantemente más energía de la que necesitaba el usuario y no se consumiera en los periodos subsecuentes.

Desde 2007 esto cambió y hoy es posible generar energía eléctrica en Generación Distribuida con sistemas de paneles solares y venderla a la CFE con tres diferentes esquemas de contraprestación. La Generación Distribuida se refiere a las instalaciones donde una persona o empresa genera energía eléctrica limpia en su propio inmueble para consumirla, con un tamaño menor a 500 kWp de capacidad y que están intercontectadas a la red eléctrica.

De igual forma, la Ley de la Industria Eléctrica establece que los generadores distribuidos no requieren permiso ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE), mientras cumplan con los contratos de interconexión y cogeneración con la CFE.

En este artículo conocerás los tres tipos de interconexión que la CRE emitió desde 2017 para operar bajo el esquema de Generación Distribuida: Net Metering, Net Billing y Venta Total de Energía.

Net Metering

Comenzamos con el esquema de contraprestación más usado por las empresas, negocios y casas que tienen instalado un sistema fotovoltaico, mejor conocido como paneles solares. De acuerdo con la CRE, el 99.8% de las instalaciones de paneles solares funcionan bajo el esquema Net Metering o Medición Neta de Energía.

La CRE define Net Metering como una “contraprestación que considera los flujos de energía eléctrica recibidos y entregados desde y hacia las Redes Generales de Distribución (RGD) compensando dichos flujos de energía eléctrica entre sí durante el periodo de facturación”.

Dicho de otra forma, con el esquema Net Metering, un usuario puede interconectar su sistema de paneles solares a la red eléctrica a través de un medidor bidireccional, el cual se encargará de:

  1. Medir la energía inyectada por un sistema fotovoltaico a la red eléctrica.
  2. Contar la electricidad que el usuario toma de la red cuando el sistema no genera energía, por ejemplo, en las noches.

Esto permite utilizar a la red eléctrica como una batería enorme, donde virtualmente se almacena el excedente de energía generado por los paneles solares y poder utilizarlos como saldo a favor cuando consumes más energía de la que generan el sistema fotovoltaico, por ejemplo, en la noche.

Con este esquema de interconexión, el sistema de paneles solares puede cubrir hasta el 99% del consumo de energía del usuario, por lo que solo pagaría los derechos por utilizar la red de transmisión eléctrica, que pueden ser menor a los $60 pesos bimestrales.

Si la empresa, negocio o casa consume más energía de la que generó su sistema fotovoltaico, solo pagará la diferencia entre la energía que inyectó y tomó de la red eléctrica durante el periodo de facturación.

El Net Metering funciona desde hace más de una década en México, sin embargo, anteriormente si el excedente de energía que el usuario producía con su sistema de paneles solares no lo consumía en un periodo máximo de 12 meses, se perdía al final del año.

Ahora, si la generación de energía con el sistema de paneles solares es mayor a su consumo, se crea un saldo en kWh a favor que se abona automáticamente en los periodos de facturación subsecuentes. Si en 12 meses no se consume ese saldo a favor, el usuario podrá solicitar el pago de la energía que inyectó a la red eléctrica y que no consumió, la cual será liquidada al valor del Precio Marginal Local en el nodo correspondiente al punto de interconexión.

Una de las razones por las que el esquema de Net Metering es el más utilizado, es que no se necesita un conocimiento avanzado sobre el mercado eléctrico por parte del usuario. Es un esquema muy sencillo en el que solo pagas la diferencia entre la energía que inyectaste y consumiste de la red, así de simple.

Net Billing

Este esquema propuesto por la CRE es otra forma de interconectar un sistema de paneles solares a la red, el cual, a diferencia del Net Metering, la energía inyectada a la red no se toma como un saldo a favor.

En el Net Billing o Facturación Neta, el usuario con un sistema de paneles solares que inyecta la energía de su sistema, la vende de manera independiente a lo que consuma de la red eléctrica, o sea, no se compensa como en el Net Metering.

Al ser operaciones independientes, el usuario con el esquema Net Billing requiere dos medidores diferentes: Uno para registrar la energía inyectada a la red, donde podrá facturarle a la CFE por la energía entregada y otro para medir la electricidad que consume su inmueble de la red eléctrica.

En cada periodo de facturación del esquema Net Billing, la energía que inyectó el sistema fotovoltaico a la red eléctrica se paga al Precio Marginal Local en el nodo correspondiente al punto de interconexión. Por otro lado, la energía que el usuario consume de la red eléctrica se cobra por la compañía de luz al precio de la tarifa de su inmueble.

El Net Billing no representa ninguna ventaja frente al Net Metering por dos motivos: El Precio Marginal Local (PML) es inferior al precio de las tarifas eléctricas, por lo que vale más la energía que se netea con el Net Metering que la del PML, el segundo motivo es que requiere un grado mayor de conocimiento del mercado eléctrico.

Venta Total de Energía

Para finalizar, tenemos el esquema de Venta Total de Energía, donde toda la energía generada por el sistema de paneles solares se vende en su totalidad a la compañía de luz, es decir, no se consume nada en el sitio donde se instaló.

Al igual que en Net Billing, la energía se paga al Precio Marginal Local (PML) del nodo correspondiente al punto de interconexión. Si tuviéramos que ejemplificar el PML, podríamos decir que es el precio de “mayoreo” de una ciudad.

Este esquema es muy poco popular en la generación distribuida, es decir, en inmuebles que instalan paneles solares, ya que el precio de venta de la energía para el inmueble no resulta económicamente atractivo. Si bien pareciera que pueden generar ingresos por vender energía generada con el sol, el costo del sistema fotovoltaico se recuperaría después de muchos años de operar, ya que el precio pagado por la electricidad es muy pequeño.

Disfruta los beneficios de los esquemas de interconexión

La Comisión Reguladora de Energía permite que un usuario cambie de un esquema de interconexión a otro después de haber cumplido un año con el contrato de contraprestación actual, mientras no existan adeudos con la compañía de luz.

Si quieres disfrutar al máximo los beneficios de un sistema de paneles solares en tu empresa, el esquema de Net Metering es la mejor solución, te permitirá ahorrar millones de pesos en la factura eléctrica cada año.

Además, generar energía limpia con un sistema fotovoltaico reduce las emisiones de gases de efecto invernadero que se producen con la quema de combustibles y la obtención de energías que derivan de recursos fósiles como el petróleo o el gas natural.

Si te interesa instalar un sistema de paneles solares para ayudar al planeta y reducir los costos operativos de tu empresa, acércate a Enlight. Nosotros podemos brindarte una asesoría gratuita sobre todos los beneficios que ofrece la energía solar.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros, completa algunos datos, deja tu mensaje y te responderemos a la brevedad

Nombre

Mensaje