4.5 mil millones de dólares se invertirán en desarrollo de energía solar en México

Israel Hurtado, Secretario General de ASOLMEX (Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica) afirma que el 75% de la segunda subasta para desarrollo de energía será destinado para energía solar. Conoce toda la entrevista dando click en el siguiente video. 

Y tú, ¿qué esperas para cambiarte a energía solar con Enlight? Si deseas saber más acerca de cómo podemos ayudarte a ahorrar más del 97% de tu recibo de luz, no dudes registrar tus datos AQUÍ para que podamos asesorarte rápida y personalmente.

 

México, un país de energías renovables.

Después de la segunda subasta eléctrica en México, el sector eléctrico ha dado cancha a una mayor inversión y competencia pues esta será de hasta 4 millones de dólares al terminar la subasta.

Al inicio del sexenio, hubo gran apuesta de inversiones por otras fuentes de energía aparte del petróleo como lo es el gas natural, sin embargo, derivado de problemas de extracción de este combustible, el sector energético ha apostado fuertemente a otro tipo de energías renovables tales como la solar y la eólica. Read More

La reforma energética: lo bueno, lo malo y lo que aún no sabemos

Aunque haya sido solo de refilón, la gran mayoría de los mexicanos vimos al Presidente Peña Nieto promulgar las leyes secundarias de la Reforma Energética la semana del 11 de agosto de 2014.  Sin embargo, muchos de los espectadores siguen sin entender si es razón de celebración o de enojo.

Aquí nuestro análisis y opinión al respecto.

En Enlight, hemos seguido de cerca a la reforma energética y creemos que esta reforma representa una oportunidad – de aquellas que con suerte surgen una vez por generación – de abrirnos el camino hacia la modernización y la prosperidad como país.

Y sí, en efecto ahí está ese camino.  Pero OJO! que aquí no debe terminar la cosa.  Para cruzar de donde estamos a donde queremos ir aún nos falta trecho.  A pesar de que la promulgación de la modificación constitucional y las leyes secundarias son un avance inmenso en materia energética para el país, quedan varios temas pendientes que dejan poco claro el panorama para México, para nuestra matriz energética y para el medio ambiente.

Lo bueno:  

  1. Se aprueban el uso de los Certificados de Energías Limpias (CEL). Estos como instrumento principal para promover la generación de las energías limpias.
  2. Gracias a asociaciones civiles, entre ellas Greenpeace, las áreas naturales protegidas quedan fuera del alcance de las actividades de extracción petroleras.
  3. Los particulares ya pueden generar y vender energía.  Hasta la fecha generar energía para venderla a un tercero era posible solo a través de simulaciones legales complicadas y poco eficientes (las llamadas sociedades de autoabasto).  Ahora ya no será así.  Bien ahí.
  4. Las moles que eran Pemex y CFE ya no serán más. A pesar de ser empresas que cuentan con gente muy brillante y valiosa también se prestaban a la corrupción y al abuso de poder que, sin duda, ya no queremos más en este país (se acuerdan de La Quina?)  Técnicamente no desaparecen pero cambian de manera importante y para efectos prácticos veremos una CFE y Pemex muy cambiados en unos años.

Lo malo:

  1. La reforma esta enfocada a como podemos producir más petróleo.  El mismo hidrocarburo que está destruyendo el balance climático del planeta, el mismo que se derrama y destruye áreas naturales, el mismo que incita a las guerras.  Presume la reforma que en vez de producir los 2.5 millones de barriles diarios de hoy vamos a producir 3.5 millones en el 2025.  Yupi??
  2. Las energías limpias  de los CEL no son tan limpias.  Serían buenas noticias los CEL si no fuera que la “energía limpia” se define liberalmente.  Es un debate intenso pero nos preguntamos que tan limpia es la energía nuclear, o la energía de las grandes hidroeléctricas…o la del gas natural!?  En México desde hace varios años, con la promulgación de la Ley de Cambio Climático tenemos la meta de generar el 35% de nuestra energía con energías limpias para el 2024.  Todo bien si la energía limpia en verdad es limpia y sustentable. Si no, es pura paja (como dicen los gachupines).
  3. La Ley de Transición Energética desapareció misteriosamente durante la aprobación de las leyes en el Senado.  Esta ley era la que comprometía al país la instalar 6,000 MW de energía solar en los techos de 400,000 viviendas!  Nadie sabe y nadie supo que onda con esta ley pero no llegó al Congreso junto con el resto de los paquetes de leyes secundarias.  Triste noticia.

Lo que no sabemos:

  1. El fracking ya viene a México. El fracking es una técnica para extraer el llamado “shale gas” o gas de esquite, que en México tenemos mucho (muchísimo – una de las 10 reservas más grandes del planeta!)  Pero es una técnica que ha generado mucha controversia alrededor del mundo: en Francia se prohibió, varios condados en estados de EUA están revocando permisos y en Gran Bretaña lo acaban de “des-prohibir” en medio de un debate nacional intenso. El fracking es tan controvertido porque no queda claro si tiene efectos nocivos en el medio ambiente y en la salud de las comunidades que rodean estas actividades de extracción; también parece que genera terremotos, y hay cuestionamientos – bien fundamentados -que el fracking permite la fuga masiva de metano a la atmósfera (el gas de efecto invernadero que es 21 veces más potente que el CO2).  Si no se regula bien el fracking en México fácilmente se puede salir de control.
  2. El gas natural llegará a México (ahora sí enserio).  Nuestro vecino del norte ahora tiene un chorro de gas natural y vamos a empezar a traérnoslo para acá y también a explotar nuestras inmensas reservas (el tema del fracking del punto anterior).  Aunque el gas es innegablemente más limpio que otras fuente de energía fósil como el carbón (emite la mitad de CO2 por unidad de energía generada) es un puente entre generar energía con hidrocarburos sucios como lo hacemos ahora y generar energía con fuentes renovables. Pero este puente, por lo menos en EUA y Europa, no parece tener un fin.  El gas natural es bueno solo si es una solución a mediano plazo que nos ayude a llegar a una generación más fuerte con renovables.
  3. Llegan las corporaciones internacionales a competir en México. La última vez que esto paso en el sector de hidrocarburos un tal Lázaro Cárdenas expulsó a todas las empresas extranjeras del país y lo seguimos celebrando en el Día de la Expropiación Petrolera (es un capítulo interesantísimo de nuestra historia). Hubo mucho abuso por parte de las compañías internacionales en esos tiempos (aunque los beneficios a largo plazo para México de haberlos sacado siguen siendo dudosos) y es por eso que a los mexicanos nos incomoda el tema.  En Enlight, que estamos a favor del libre mercado, tomamos esta noticia con algo de cautela ya que sabemos que el dinero y el petróleo fácilmente corrompen.

Así que bueno: ¡Qué viva México! Aunque para que realmente vivamos y prosperemos como país necesitamos seguir peleando, cada uno desde nuestra trinchera, para que esta reforma energética no haya terminado en agosto del 2014.

Es preciso seguir luchando para que cuando nuestros líderes políticos hablen de la riqueza energética de México la conversación deje de ser en torno al petróleo y al gas, y en vez sea sobre nuestro sol, nuestros ríos, nuestro viento, y sobre todo nuestra capacidad como país de sacar adelante este inmenso reto que es la generación de energía de manera sustentable. Si quiere saber más acerca de las soluciones de energía solar que tenemos para tu vivienda, entra AQUÍ para que podamos ayudarte.