Para tu Negocio

Productos cotidianos que dañan al medio ambiente

Las acciones de preservación del medio ambiente no deben considerarse una iniciativa meramente política, sino desde nuestra individualidad hay acciones que podemos tomar que se traducen en un impacto positivo en el planeta.

Dentro de estas acciones está la identificación y erradicación de aquellos productos que cotidianamente utilizamos pero que causan importantes estragos al ecosistema.

En este artículo te diremos los más usuales y cuáles son las consecuencias de utilizarlos.

1. Plástico

art-02-Plastico

 

Podríamos catalogar al plástico como el enemigo número uno del planeta, ya que tarda más de un siglo en desintegrarse.

Dentro de los usos más comunes del plástico se encuentran las botellas y las bolsas. De acuerdo con la Universidad de Georgia, el plástico que hay en el mundo ocupa 8,300 millones de toneladas.

Su uso se remonta aproximadamente a más de 60 años. Esto quiere decir que, desde su fabricación inicial, los primeros objetos de plástico aún existen en el planeta, ya que no se han desintegrado.

Tecnologías verdes para tu hogar

El plástico no solo daña debido a las inmensas toneladas de basura que genera, sino desde su elaboración, ya que se queman una gran cantidad de combustibles fósiles que dañan el aire.

La severa crisis de contaminación que ha ocasionado de este elemento ha hecho que varios países a nivel mundial, prohiban el uso del plástico, formulando leyes para restringir su distribución y, como consecuencia el uso cotidiano.

2. Papel

art-03-Papel

 

Otro elemento de uso cotidiano entre la sociedad es el papel, en todas sus modalidades, ya sea higiénico, en hojas blancas, cuadernos, papel periódico, o en un sinfín de presentaciones.

El daño que causa el papel al medio ambiente no está precisamente en la contaminación, ya que el tiempo de degradación es de aproximadamente un año, proceso que se acelera en situaciones de lluvia, debido a que está compuesto por una celulosa que puede formar parte del suelo sin mayores repercusiones.

Sin embargo, muchos productos actualmente combinan el papel con polietileno, por ejemplo, los vasos de café, lo que provoca que no se puedan reciclar y que su proceso de degradación sea muy tardado.

El principal daño de este producto está en su fabricación, pues para poder elaborarlo se consumen bosques y grandes cantidades de agua.

De acuerdo con las últimas investigaciones, la humanidad ha acabado con un 46% del total de árboles del planeta, ya que anualmente se talan más de 15 mil millones de árboles, para diferentes fines, el más común la fabricación del papel.

3. Shampoo, jabones y detergentes

art-04-Shampoo-jabones-y-detergentes

 

Otros productos altamente dañinos para el medio ambiente son los que utilizamos diariamente para el aseo personal como el shampoo y los jabones, así como la mayoría de los productos para lavar trastes y ropa.

Esta clase de productos producen altos índices de contaminación del agua, provocando que la misma no pueda ser reutilizada. Además que los vertederos de aguas, por lo general, desembocan, en océanos, ríos o lagunas y la presencia de la espuma en ella provoca la contaminación de las aguas.

La recomendación en este tipo de casos es optar por el uso de shampoos, jabones y detergentes biodegradables. En México, por ejemplo, existe una gran variedad de líneas mexicanas de precios muy accesibles que son biodegradables.

4. Pañales y toallas sanitarias

art-05-Panales-y-toallas-sanitarias

 

Conocidos como los productos de un solo uso y de los más dañinos para el planeta. Los pañales y toallas sanitarias no son biodegradables y son artículos imposibles de reciclar.

Al igual que en el caso del plástico, la fabricación de este tipo de productos se traduce en miles de emisiones de CO2 en el planeta, además de que su degradación puede tardar hasta 500 años.

Este tipo de artículos resultan indispensables para los bebés y las mujeres. Sin embargo, existen alternativas mucho más amigables con el medio ambiente. Tal es el caso de la copa menstrual, toallas y pañales reutilizables.

Recordemos que antes de la existencia de los productos desechables, los bebés usaban pañales de tela y las mujeres toallas sanitarias del mismo material.

Actualmente, existen estas opciones en el mercado o bien, los artículos biodegradables que, aunque son un poco más caros, tendrán un impacto benéfico para el ambiente.

5. Aerosoles

art-06-Aerosoles

 

Los artículos en aerosol, ya sean desodorantes, repelentes o cualquier otro tipo de función en esta misma presentación, son clasificados como uno de los productos más dañinos para el planeta.

Los aerosoles dañan la capa de ozono, ya que muchos de ellos contienen elementos como carbón negro o hierro cuyo efecto tiene el mismo impacto que los gases de efecto invernadero incrementando el calentamiento global.

6. Perfumes

art-07-Perfumes

 

Aunque nos encanten, hay datos que debemos de tener muy en cuenta respecto a los perfumes y uno de ellos son las consecuencias ambientales que estos provocan.

Joan O. Grimalt, investigador de la Universidad de Melbourne en Australia, indicó que ese tipo de productos son nocivos para el planeta, ya que propagan diversas partículas contaminantes:

“Pueden favorecer la formación de ozono (uno de los principales gases de efecto invernadero). Muchos de esos productos contienen terpenos, hidrocarburos que generan los propios árboles en los bosques y que ante la insolación también favorecen la formación de ozono".

7. Pilas y baterías

art-08-Pilas-y-baterias

 

Un producto nocivo para el medio ambiente son las baterías, consideradas altamente tóxicas para el planeta.

El tiempo de vida de este tipo de artículos es relativamente corto y una vez que han cumplido con su función son tiradas a la basura, pero ¿qué implicaciones tiene esta acción?

Las pilas y baterías son elaboradas con mercurio, litio, cadmio y plomo, por lo que cuando simplemente se arrojan a la basura. Esto se traduce en un impacto severo al medio ambiente, pues expiden residuos químicos y tóxicos que se convierten en gases de efecto invernadero.

Hay que destacar que estos artículos, en su mayoría, no se pueden destruir con la incineración. Por lo que hay que cuando nos deshagamos de ellas debemos hacerlo bajo el procedimiento correcto.

Actualmente existen diferentes puntos de colecta de esta clase de productos y te preguntarás por qué es importante llevarlos ahí. Es muy sencillo: estos contenedores se llevan a una planta de reciclaje en la que separan el mercurio de otros metales, mientras que los demás elementos que conforman las pilas se recuperan y reutilizan.

También existen las baterías recargables, las cuales son una opción mucho más viables para hacer uso de estos artículos, aunque también cuentan con un tiempo de vida, por lo que al finiquitarse el procedimiento de desecho tendrá que ser el mismo que explicamos arriba.

Ahora que ya conoces cuáles son los productos que usamos diariamente pero que causan un alto impacto al medio ambiente, es preciso que te digamos que para cada uno de ellos existen alternativas que nos permiten conservar nuestros recursos y generar un cambio.

Reducir y paulatinamente erradicar el uso de este tipo de productos sustituyendolos por opciones amigables con el medio ambiente son el primer paso para la preservación del planeta.

New call-to-action