Para tu Negocio

Alerta ambiental: los principales problemas ambientales de México

México se encuentra en una crisis anunciada. La contaminación ambiental en el país, principalmente en Ciudad de México es insostenible. La situación ha llevado al país al colapso. Son muchos los problemas ambientales que enfrenta la nación.

En 2015, la Revista Forbes identificó seis problemas ambientales en el país.
Según la revista, estos llevarían a México al colapso. Estos fueron la falta de agua, movilidad, generación de energía, basura, contaminación y ordenamiento urbano.

Webinar beneficios ecológicos y económicos de los paneles solares

En este artículo profundizaremos estos problemas. Analizaremos qué factores llevaron a México a su crisis ambiental actual. Además, analizaremos las consecuencias a corto, mediano y largo plazo de estos problemas.

México es un estado parte del Protocolo de Kioto. Generalmente, ha dado muestras de que se toma en serio la política medioambiental. Sin embargo, sigue enfrentándose a varios retos medioambientales muy graves.

El suministro de agua limpia a la Ciudad de México, la contaminación del aire en la capital y otras ciudades importantes, la deforestación y la erosión en las zonas rurales de México… Éstos son algunos de los problemas más urgentes.

Una marcada disminución del crecimiento demográfico está aliviando algunas presiones medioambientales.

Sin embargo, las políticas destinadas a conservar el medio ambiente no son muy prioritarias. Por ende, el desarrollo sostenible no se promueve.

Últimamente, la política ambiental se ha vuelto más sofisticada. Esto particularmente en la Ciudad de México y en otras ciudades importantes. Sin embargo, a menudo falta la aplicación de normas y reglamentos ambientales.

Vale la pena señalar la sustancial variación entre los niveles de gobierno y entre los distintos temas. El gobierno federal es mucho más capaz, con mejores y más eficientes regulaciones y monitoreo.

Éste no es el caso a nivel local, donde los fondos, el capital humano y los recursos administrativos son escasos. En particular, en las regiones ecológicamente ricas, pero más pobres económicamente del país.

En materia ambiental, México cuenta con normas muy estrictas de calidad del aire. Esto debido a antecedentes graves de contaminación.

Por el contrario, las normas que regulan el consumo de agua y la contaminación están mucho menos avanzadas.

Por un lado, México está interesado en elevar su perfil internacional como promotor del multilateralismo ambiental. Esto mediante el apoyo al Protocolo de Kioto y otros acuerdos ambientales multilaterales.

Por otro lado, la propia economía de México todavía depende en gran medida de la exportación de petróleo y gas. Estos son combustibles fósiles.

Por lo que importantes iniciativas legales (por ejemplo, la Ley de Cambio Climático) enfrentan serios problemas de implementación.

Un aspecto positivo, es el aumento de la concientización. Desde hace una generación para acá, hay preocupación por los temas ecológicos.

Las autoridades y población mexicana son mucho más conscientes de las cuestiones medioambientales.

Los días oscuros de México

art-02-Los-dias-oscuros-de-Mexico

México, recientemente, está pasando por sus días más oscuros. Solo hace unos días, la Ciudad de México era irrespirable.

El smog (niebla mezclada con humo y sustancias contaminantes) era tan denso que era imposible respirar.

Esto ocurre por la concentración de ozono en el ambiente. El ozono es un gas irritante y muy oxidante. Afecta principalmente las mucosas.

La contaminación por la alta concentración de ozono afecta principalmente los sistemas respiratorio y cardiovascular.

Esto llevó a la paralización de varias ciudades del país por al menos dos días y a declarar una contigencia ambiental.

En la Ciudad de México, se suspendieron las actividades escolares, se impuso una restricción vehicular, se recomendó evitar hacer actividades al aire libre. Esto es lo que causa la contaminación a tal nivel.

Sumado a esto, el denso smog en la ciudad sólo empeoraba las cosas. Esta niebla densa, causada por una serie de incendios es alarmante. Causa efectos irreparables a la salud humana. Respirar ese aire es riesgoso para todo aquel que lo haga.

Sin embargo, este nivel de contaminación afecta en mayor medida a los niños. Esta contaminación limita el crecimiento pulmonar de los niños.

Les causa irritación en los ojos, causa escurrimiento nasal y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Pero, ¿qué tan grave es el problema? De acuerdo a expertos del Centro de Ciencias de la Atmósfera, la situación es crítica.

El estándar internacional para una crisis es de 25 micrómetros por metro cúbico de partículas Pm 2.5.

De acuerdo a mediciones nacionales, México estuvo entre 110 micrómetros de Pm 2.5 por una semana. Ésta es la norma internacional de la Organización Mundial de la Salud.

Una crisis que se pudo prevenir

art-03-Una-crisis-que-se-pudo-prevenir

Todos los expertos en el área concluyen en una cosa. Este escenario pudo haberse prevenido. Solo hace unos meses, el director del Centro Mexicano de Derecho Ambiental advertía una posible crisis ambiental en mayo.

Los científicos mexicanos concuerdan que se necesitaban planes de acción claros para este mes. Cada año, es común que en la Ciudad de México ocurran incendios debido a altas temperaturas en mayo y junio. Cada año, ocurre lo mismo.

Por otra parte, los expertos consideran que los planes de contingencia no son suficientes.

Las medidas, que se han enfocado en limitar la movilidad, causa mínimo impacto. Solo evita que el problema empeore al corto plazo.

Sin embargo, se puede esperar que, de no tomarse medidas concretas, el próximo año sea peor.

La concientización ciudadana debe incrementarse. Las autoridades deben capacitarse para enfrentar el problema. Se deben promover estilos de vida más sustentables.

Los expertos consideran ciertas medidas que deben tomarse. Se deben diseñar cuidadosos planes de acción y contingencia. Se debe promover el transporte sostenible. Hay que concientizar sobre la movilidad no motorizada.

Se repite la historia

En mayo de 2016, Ciudad de México vivió uno de los peores episodios ambientales de su historia.

Esto debido a los incendios y a las altas temperaturas. Como resultado, el aire que respiraban sus habitantes se convirtió en el más dañino en 14 años.

Las autoridades decidieron entonces tomar medidas de contingencia. Éstas fueron restringir la circulación de coches y personas.

Se decretaron alertas ambientales. Aunado a esto, se impulsó una estricta verificación de las emisiones de los vehículos.

México y la movilidad

null

En la actualidad, las ciudades mexicanas están dominadas por los vehículos a motor.

Las estimaciones recientes sugieren una tendencia alarmante en el uso de automóviles privados. La flota de vehículos podría alcanzar los 70 millones de vehículos en 2030.

Esta tendencia posee retos ambientales para México. Entre ellos, la congestión de tráfico y contaminación del aire que resultan especialmente de una flota de vehículos viejos. Por otro lado, la falta de inversiones en tecnologías sostenibles.

De acuerdo al Centro Mario Molina, los mexicanos pasan en promedio dos horas diarias en el transporte.

Esto trae consecuencias negativas para cinco áreas urbanas de México. Éstas son: Valle de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla-Tlaxcala y León. (42% de la población urbana).

Estas consecuencias son: la congestión, la contaminación local, el ruido, las emisiones de gases de efecto invernadero y los accidentes automovilísticos. Estas consecuencias generaron un costo social equivalente al 4% del PIB total de estas ciudades.

¿Qué se ha hecho para solucionar la problemática?

Las primeras acciones se tomaron en 2007. En respuesta a los importantes desafíos, la Ciudad de México elaboró el Plan Verde. Este incluía programas de transporte y movilidad.

Junto con el Plan Verde, un Programa Integrado de Transporte Urbano. Se promovió una estrategia de movilidad con bicicletas. Estos programas se basaron en mejorar el transporte urbano masivo.

Los objetivos de dichos planes incluían los siguientes:

  • Mejorar la calidad y disponibilidad del transporte público.
  • Reducir el número de vehículos privados en las carreteras.
  • Acelerar la movilidad en la carretera.
  • Reducir el tráfico y congestionamiento.
  • Fomentar una cultura vial que respete a los ciclistas y a los peatones.
  • Promover el desarrollo sostenible en México.

Otra iniciativa es el sistema de bicicletas públicas "Eco-Bici". Es uno de los éxitos de la promoción de los usos sostenibles del transporte. Fue lanzado en 2010 como parte de la Estrategia de Movilidad en Bicicleta de la Ciudad de México.

null

Inició operaciones con 85 estaciones. Actualmente, cuenta con 444 con un área de cobertura de 32 km. Los usuarios de Eco-Bici son encuestados y el sistema es evaluado cada año.

Cuenta con alrededor de 30,000 usos durante la semana. Ha sido utilizado 36 millones de veces desde 2010.

Esto lo convierte en el cuarto mayor sistema público de bicicletas en el mundo.

Otra iniciativa del gobierno es el evento “Muévete en Bici”. Desde 2007, parte del Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, la calle más grande del centro de la ciudad, se cerraba regularmente a los coches para dar cabida a peatones y ciclistas en el marco de dicho evento.

Este evento se ha convertido en el quinto día sin uso de autos más grande de América Latina. Con 48 km de calles cerradas al tráfico motorizado.

En 2008, el Ministerio de Medio Ambiente inauguró una Oficina de Estrategia de Movilidad No Motorizada.

Esto para coordinar la construcción de una mejor infraestructura de bicicletas. También la integración de la bicicleta en el sistema de transporte más amplio.

Esta iniciativa ha fomentado la creación de una cultura del uso de la bicicleta. También aumentó el acceso de todos los residentes de la ciudad al uso de la bicicleta.

La peatonalización de los centros históricos y barrios de la ciudad comenzó en 2010. La infraestructura ciclista se introdujo como parte del "Programa de Corredores de Movilidad No Motorizada". Con este programa, se añadieron 31 km de carriles para bicicletas.

Guía para ahorrar energía en casa

México y la contaminación del agua

art-06-Mexico-y-la-contaminacion-del-agua

Recientemente, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) alertó sobre el agua mexicana.

Clasificó el agua potable en la mayoría de las regiones de México como fuertemente contaminada o excesivamente contaminada.

Las consecuencias de esto son graves. Por ejemplo, en Oaxaca, una gran cantidad de personas han muerto por consumir agua contaminada.

Un tercio de los problemas gastrointestinales que sufren los mexicanos podría deberse a esta contaminación.

En México, los sistemas hidráulicos tienen al menos 500 años de antigüedad, ya que fueron los primeros pobladores del territorio que hoy conocemos como México quienes iniciaron con la hidráulica cuando hallaron la forma de llevar agua a tierras.

Esto puede ser la causa de la mala calidad del agua, dijo la OCDE, pues desde tiempos remotos iniciaron las maniobras en manantiales, lagos, lagunas y ríos.

Un problema importante que México enfrenta en el siglo XXI es la escasez de agua. Más de la mitad de la tierra del país es árida e improductiva.

El problema se agrava cuando la mayor parte del agua disponible es en su mayor parte potable.

Otro problema que encontró el informe son los porcentajes bajos de tratamiento de aguas negras.

Solo dos de tres mexicanos están conectados a una planta pública de tratamiento de aguas residuales. Éste es uno de los porcentajes más bajos de la OCDE.

¿Qué se recomienda? La OCDE dijo que México necesita grandes inversiones en el tratamiento y distribución de agua. Esto para apoyar a una población en crecimiento y evitar futuras crisis hidráulicas en el país.

La OECD también recomienda fijar cuotas basadas en los costos de suministro, contaminación y recursos (que reflejen la escasez de los recursos hídricos) y atender con medidas focalizadas aspectos de asequibilidad ajenos a la factura por suministro de agua.

El gobierno mexicano debe asegurarse de tomar las medidas necesarias para evitar una crisis.

El ordenamiento urbano de México y sus implicaciones ambientales

null

El fenómeno del crecimiento urbano es una tendencia global. De hecho, según Naciones Unidas, es una tendencia gigante 70% de las personas vivirán en ciudades para 2030.

En el caso de México, para 2030 habrán 20 ciudades con más de un millón de habitantes.

En México hay un sistema jerárquico de ciudades. En la cual la zona metropolitana de la Ciudad de México tiene la jerarquía.

Le sigue la Zona Metropolitana de Guadalajara y de Monterrey. También existen las ciudades medias.

Así, las ciudades grandes de México suman más de 41 millones de habitantes. Las ciudades medias, juntan a 30 millones de habitantes.

Por último, entre las ciudades pequeñas, habitan unos 9 millones de habitantes más.

El auge poblacional y urbano de México debe ir acompañado de planificación. Se deben diseñar las políticas públicas necesarias para ordenar de manera sostenible las ciudades.

El Estado debe garantizar niveles de calidad de vida altos para todos sus habitantes.

Por otro lado, no se deben olvidar las zonas rurales. Los planes y políticas de desarrollo no sólo deben estar enfocados para las ciudades. Las zonas rurales también necesitan de apoyo y planeación gubernamental.

El incremento poblacional en las ciudades puede ser una ventaja o un caos, de no manejarse bien. Puede causar pobreza y desigualdad en la nación. Podría causar destrucción de ecosistemas. Puede aumentar la contaminación en las ciudades.

México: El país que genera más basura en América Latina

null

En el planeta Tierra, se generan al menos 2,100 millones de toneladas de basura al año. En América Latina y el Caribe, 231,000 millones de toneladas de basura.

En México, se producen casi 8,000 toneladas, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Al día, un mexicano promedio genera 1.16 kilogramos de basura. Es el país de América Latina donde más basura se genera.

Tan sólo en Ciudad de México, se producen 13,000 toneladas de basura diaria. Es la segunda metrópoli del mundo en cuanto a generar basura se refiere.

Como respuesta a esta problemática, el Gobierno mexicano aprobó recientemente prohibir el uso y comercialización de bolsas y globos de plástico en Ciudad de México.

Esta medida, que entrará en vigencia en el 2020, puede disminuir los niveles de producción de residuos.

Según el Banco Mundial, la gran cantidad de producción de basura en México tiene varias razones.

La primera es el turismo en el país. La segunda, es que las costas mexicanas han servido como vertederos globales de basura. Se trata de un tema que requiere regulación internacional.

¿Cómo contribuir a disminuir este problema? Promover y poner en práctica el reciclaje es una medida principal.

Podemos separar la basura en nuestras casas en tres maneras: basura orgánica, inorgánica, y para reciclar (latas, papel, cartón).

Con la basura orgánica, por ejemplo, se pueden hacer compostas caseras. Éstas se pueden utilizar en nuestros jardines y plantas.

También podemos reutilizar envases de vidrio o plástico en nuestros hogares. Por ejemplo, usar una botella de agua de vidrio, en lugar de comprar botellas de plástico.

Ya sea reutilizando o reciclando, estamos causando un impacto positivo sobre el ambiente.

México: conclusiones ambientales

art-09-Mexico-conclusiones-ambientales

México es uno de los primeros países del mundo en aprobar una ley específica sobre el cambio climático.

La ley estableció el objetivo obligatorio de reducir las emisiones nacionales de gases de efecto invernadero en 30% para 2020.

El país también cuenta con una Estrategia Nacional de Cambio Climático. Tiene por objeto orientar la formulación de políticas en los próximos 40 años.

Sin embargo, solo alrededor de la mitad de los estados mexicanos han elaborado un plan estatal sobre el cambio climático.

Solo siete han aprobado sus propias leyes en el tema. Y solo 11 han comenzado a medir sus emisiones de dióxido de carbono.

Así, por un lado, México ha sido muy activo en la promoción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Esto refleja el tradicional enfoque multilateral del país en la formulación de la política exterior.

México ha participado activamente en conversaciones sobre el cambio climático. México participó durante la reunión de la COP23 en 2017.

Donde fue elogiado por sus innovadoras políticas de recopilación de datos sobre el consumo de electricidad en el centro de México.

Sin embargo, a nivel nacional los problemas son críticos. Este enfoque proactivo de la formulación de políticas ambientales a nivel internacional no es suficiente.

No va acompañado de un compromiso con la formulación de políticas ambientales nacionales.

Son muchos los problemas ambientales a los que México debe hacer frente. Es responsabilidad de todos, habitantes y gobierno, de tomar las acciones necesarias.

New call-to-action