Para tu Negocio

¿Por qué estás pagando tanto de luz?

Al momento de administrar los gastos del hogar, puede que muchas dudas e inquietudes nos invadan. Como muchos sabemos, una gran cantidad de productos en general van elevando su precio y con ello, los recibos de los servicio de luz y agua.

Uno de los recibos más temidos de cada bimestre es, sin duda, el de la luz. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla, ya que a diferencia del servicio de agua, los recibos de la luz suelen ser los más elevados en todo hogar.

New call-to-action

Pero,¿a qué se debe esto?, ¿de verdad estamos consumiendo demasiada energía como para que se vea así de reflejado en los recibos? La respuesta muy probablemente para ti sea no, pero existen diversos factores que pueden hacer que tu recibo de luz no disminuya.

Por ello, en el siguiente artículo te brindamos los motivos por los cuales posiblemente, los costos en tu recibo de luz, se eleven de manera exponencial.

1. Hábitos de consumo y pérdida del subsidio

null

Muchos hemos escuchado sobre los subsidios que se aplican con cierta cotidianeidad, pero a veces como usuarios los desconocemos.

Por ejemplo, existen apoyos en los servicios de transporte público que hacen que los costos sean mucho más estables para las personas, pero ¿sabías que esto también aplica en el caso de la luz?

Sí, aunque no lo parezca, el servicio de luz cuenta con un subsidio, mismo que varía dependiendo la zona en que vivamos. Así pues, por ejemplo, una persona que viva en Sonora cuenta con un subsidio mayor al de una persona en el centro de la Ciudad de México.

¿Por qué? Es muy sencillo: debido a que el clima suele ser más extremo en el norte del país (éste se ve reflejado en altas temperaturas durante el verano y nevadas en invierno) requieren más energía eléctrica que en un departamento con clima templado ubicado en el centro de la ciudad o en el Estado de México.

Este subsidio es justamente como apoyo para aminorar los gastos. Sin embargo, muchos tal vez desconocemos que el servicio de luz aporta un apoyo el cual, lamentablemente es posible perder.

La forma en la que alguien puede perder el subsidio es debido a sus hábitos de consumo. Es decir, cuando hacemos un uso excesivo del servicio de luz, los kWh destinados para nuestra región son rebasados.

Este consumo desmedido hace que entremos a otro tipo de tarifa que ya no es la subsidiada, misma que abordaremos a continuación.

2. Formamos parte de la tarifa DAC

art-03-Formamos-parte-de-la-tarifa-DAC

Como hemos visto en el punto anterior, los hogares que han perdido su subsidio de consumo de electricidad pasan a ser clasificados al tipo Doméstico de Alto Consumo o por sus siglas, DAC. Y como es de esperar, al perder el subsidio, el importe de nuestro recibo se eleva, así nuestro consumo sea moderado.

¿Sabías que una persona que está en tarifa DAC puede llegar a pagar hasta cinco veces más que alguién que está en tarifa subsidiada?

Pero, ¿qué hace que nuestro hogar pase a ser del tipo DAC? El motivo principal es haber sobrepasado el subsidio que se asigna dependiendo en el área en la que residas. Muchas personas desconocen que en los recibos de luz se especifica el tipo de tarifa a la que pertenece tu inmueble, de acuerdo al consumo.

Si notas que en tu recibo de luz se haya en el campo de “tarifa” con las siglas DAC, quiere decir que has perdido tu subsidio y por ello pagarás más por el servicio en sí.

Puede parecer algo menor estar dentro de los hogares clasificados como DAC, sin embargo, esto puede hacer ciertos estragos en tu cartera. Es sabido que durante el periodo comprendido en los años 2017 a 2019 los hogares del tipo DAC tuvieron que pagar un aumento del 17% al 35% de sus respectivas tarifas.

Y a todo esto, ¿es posible que podamos recuperar el subsidio por parte de la compañía de luz? Es muy variable: se puede recuperar, pero a veces puede demorar un poco. Esto debido a que para poder hacer que el subsidio vuelva se necesita limpiar el historial de consumo.

Con esto nos referimos a que se debe de regularizar nuevamente el consumo de electricidad, el detalle es que esto no es inmediato, pues aunque mes con mes tu recibo puede ir disminuyendo tendrás que esperar hasta después de una segunda lectura anual.

Para ello, pensemos en que en la lectura del mes de octubre se rebasó el subsidio y se clasificó nuestro hogar como DAC y en los meses subsecuentes se regularizó el consumo, obviamente el recibo puede bajar un poco su importe, sin embargo como es del tipo DAC, seguirá siendo alto.

Para que se pueda regresar al subsidio es necesario mantener el bajo consumo regularmente hasta el mes de octubre del siguiente año, esto para que se realice la relectura y si en efecto se disminuyó el consumo, se pueda regresar al subsidio por parte de la compañía de luz.

3. Incremento en el precio de los combustibles derivados del petróleo

art-04-Incremento-en-el-precio-de-los-combustibles-derivados-del-petroleo

Éste puede parecer el motivo más injusto o del que no tenemos control alguno, ya que podemos regular nuestro consumo y hacer que nuestro hogar salga de la tarifa DAC. Sin embargo, este punto es algo fuera de nuestro alcance.

El costo de los combustibles fósiles y de los derivados del petróleo afectan a la economía en general, una subida de estos hace que muchos productos y servicios encarezcan, entre ellos el agua, gas y la luz.

Pero, ¿a qué se debe esto? La respuesta es que muchas de las plantas generadoras de electricidad aún usan elementos como el carbón, el petróleo o el gas natural para poder accionar y así brindar la energía eléctrica que los hogares día con día consumen.

Otro motivo, aunque con menor impacto no deja de ser importante, es que muchos de los vehículos que usan los técnicos de la compañía de luz usan combustibles fósiles para impulsarse, por lo que para el mantenimiento de las flotillas de camiones y camionetas, es requerido aún este tipo de energías.

Así que si los precios de las energías derivadas de los combustibles fósiles se elevan, por ende, en los recibos del servicio de luz también habrá un incremento en el costo de la manutención.

¿Puedes evitar pagar tanto en cada recibo de luz?

art-08-Puedes-evitar-pagar-tanto-en-cada-recibo-de-luz

Puede parecer que no haya ninguna escapatoria para poder evitar los costes tan elevados de los servicios de luz, a pesar de moderar nuestro consumo. Sin embargo, ¡si es posible reducir la tarifa!

Así es, no todo está perdido. Actualmente, se vislumbra ante nosotros una opción por la que podemos reducir nuestro consumo de luz hasta un 98% y lo mejor de todo, es completamente amigable con el medio ambiente, por lo que no tendrás que preocuparte por contaminar más.

Se trata de los paneles solares, dispositivos que al captar los rayos y el calor del sol lo transformarán en energía y con ello podrás evitar gastos tan elevados, ya que toda la energía que consumas será gratuita y ¡directamente del sol!

Con paneles solares puedes dejar de preocuparte de si la tarifa o los costos de los combustibles fósiles se elevan, pues al generar tu propia energía dejarás de usar la de la red eléctrica y podrás ahorrar todo lo que siempre has querido.

Y a ti, ¿te gustaría dejar de pagar tanto de luz?

Nueva llamada a la acción