MIREC: Construyendo megas con kilos

La semana pasada participamos en el MIREC, un foro importante para las empresas que estamos en el mundo de las energías renovables, y la energía solar fue la estrella del evento.  Es muy claro que la energía solar ha llamando la atención de empresas, inversionistas y emprendedores de todo el mundo.  Sin embargo, cuando en el MIREC se habla de energía solar se habla de megas no de kilos.

[Antes de seguir, una nota para los que necesiten refrescar las bases del sistema métrico: los prefijos kilo y mega denotan miles y millones, respectivamente.  Por ejemplo, en el mundo de la computación donde el byte es la unidad base, un kilobyte son mil bytes y un megabyte son un millón de bytes.  De igual manera la unidad de potencia de energía es el Watt (o Vatio si eres español) así que un kilowatt y un megawatt denotan miles y millones de watts, respectivamente]

“¿De cuántos megas?” se preguntaron un sinnúmero de veces los participantes del MIREC en platicas sobre proyectos de energía solar de escalas de Megawatts.   Nosotros no.  Nosotros hablamos de nuestros proyectos en kilos – kilowatts.

Y es que para nosotros la carrera de desarrollar proyectos de megas tiene poco chiste.  La transición energética no nos la imaginamos como una gran extensión de tierra cubierta de paneles solares si no como un cambio radical en nuestra manera de pensar sobre energía – como la consumimos y como la generamos. Un cambio radical que empieza con los usuarios finales de la energía – comunidades, familias y empresas – con quienes ya estamos impulsando y construyendo las bases de la red eléctrica del futuro.  Además de que no es un sueño guajiro nuestro: la experiencia internacional en países como Alemania, EU, Japón y España (post la burbuja del 2008) demuestran que el desarrollo sostenible de la industria solar existe solo si se promueve la generación distribuida como la que nosotros hablamos.

En Enerclima creemos que los proyectos de muchos megawatts tienen mérito y seguramente muchos de nuestros colegas que participaron en MIREC construirán proyectos solares de muchos megas exitosos.  Sin embargo, para nosotros el sabor de la energía solar esta en diseñar y construir sistemas en el mismo sitio donde se va a consumir esa energía y eso en la gran mayoría de los casos implica proyectos de kilos.  Kilos que ya suman megas.