México tendrá 52 plantas de energía para 2019

Como resultado de la inversión acumulada de más de seis mil millones de dólares, producto de las dos subastas eléctricas anteriores, se podrán construir 52 nuevas centrales de generación de energía solar y eólica, que representarían el doble de infraestructura de este tipo construida en los últimos 20 años y el poder triplicar la generación de este tipo de energía

Como parte de las medidas tomadas por parte del gobierno de la república mexicana para reducir el impacto del cambio climático, se proyectó la construcción de 52 nuevas plantas generadoras de energía limpia, mediante parques solares y eólicos, para 2019.

El pasado 8 de mayo, la secretaría de energía presentó las bases para la tercera subasta eléctrica, donde adquiere energía a empresas que la generan mediante fuentes sustentables, con la firme intención de triplicar este año la generación de este tipo de energía, explotando el potencial y recursos renovables con las que cuenta México por su privilegiada ubicación geográfica.

El secretario de la SENER, Pedro Joaquín Coldwell, destacó que con estos proyectos “caminamos hacia un auténtico mercado eléctrico, en el cual se podrán incorporar las empresas privadas como compradores”.

Por su parte, Jaime Hernández, director de la CFE, comentó que el principal objetivo de esta subasta eléctrica es obtener energía limpia, para brindar precios más competitivos que sean más acordes con la economía de las familias mexicanas.

Además, destacó que, gracias a la inversión acumulada de las dos subastas eléctricas anteriores, que fue de más de seis mil millones de dólares, se podrán construir 52 nuevas centrales de generación de energía solar y eólica. Se contempla que dichas centrales estén en funcionamiento para 2019, lo que se traduce en el doble de infraestructura de este tipo construida en los últimos 20 años y poder triplicar la generación de este tipo de energía.

Actualmente Tamaulipas es uno de los estados que más se ha visto beneficiado con la reforma energética ya que, las empresas GBM Infraestructura y Goldman Sachs invirtieron cerca de 234 millones de dólares en 45 aerogeneradores, que generarán 148.5. Capacidad que aumentará gracias a una inversión de más de 80 millones de dólares por parte de Engie para una tercera etapa del proyecto.