George: un aeropuerto que funciona con energía solar.

En un pequeño poblado al sur de Sudáfrica, se encuentra uno de los primeros aeropuertos operados por energía solar del país. El aeropuerto regional de George, es operado principalmente por energía renovable y verde pues sus torres de control, escaleras mecánicas, carrusel de equipaje y cajeros automáticos, funcionan exclusivamente con energía generada por 2,000 paneles solares.

Los paneles que están instalados en este aeropuerto, son capaces de generar hasta 750 kilowatts hora cada día, casi el doble de lo requerido por el aeropuerto (400 kilowatts hora) por lo que el sobrante, será destinado a la red eléctirca local para alimentar de energía a las residencias de este poblado. Con un flujo de 700,000 pasajeros anuales, el aeropuerto de George ha sido un centro de embarque importante que además de convertirse en clave para turistas que se dirigen a grandes campos de golf de la región, es un proyecto ejemplar de sustentabilidad.

Uno de los retos más grandes con los que se enfrenta este aeropuerto, es su clima impredecible, pues muchas veces; la captación solar no es tanta como lo que se imagina. Sin embargo, el director de mantenimiento Marclen Stallenberg, aseguró que el aeropuerto de George será el pionero en generación sustentable de energía en la región para después poder copiar el modelo en otros aeropuertos con mayor afluencia.

Este aeropuerto de Sudáfrica es el más reciente que está siendo operado por energía solar, pero no es el primero. En 2013, el Aeropuerto Internacional de Cochin en el estado sureño de Kerala comenzó a suministrar parte de su demanda de energía, generada por paneles solares situados en la parte superior de sus terminales. Para agosto de 2015, el aeropuerto tenía instalados más de 46.000 paneles solares en un área de 45 acres. En menos de un mes, afirmaron estar generando al menos tanta energía como la que consumen.