Para tu Negocio

Las energías renovables son el futuro de la humanidad

Nuestro mundo está evolucionando a cada día, a cada minuto. Cambios profundos están ocurriendo. La manera en la que suministramos, transformamos y utilizamos la energía ya no es la misma de hace unos años. Esta es una tendencia que nos conduce a las energías renovables.

Dichos cambios contribuyen al desarrollo de la especie humana. Pero lo más importante es que este desarrollo es ahora, sostenible.

Esto significa que, utilizando nuestros recursos naturales, podemos desarrollarnos sin dañar al ambiente. Tanto nosotros, como futuras generaciones.

Calculadora de ahorro 3

La energía está en el centro del desarrollo. Usamos la electricidad como una parte indispensable de nuestra vida. Sin acceso a ella, la economía mundial quedaría paralizada.

Es decir que el desarrollo humano estaría estancado. Las más básicas actividades humanas se verían limitadas.

Sin embargo, ésta es la realidad de millones de personas en el mundo. De hecho, uno de cada cinco habitantes del planeta sigue careciendo de acceso a la electricidad.

Esto se traduce a 1,300 millones de personas. Miles de millones de personas sin poder alcanzar su mejor potencial.

Sin duda alguna, esta cifra puede reducirse significativamente. Con el uso de las energías renovables, un gran número de personas podrían tener acceso a electricidad por primera vez.

Pero, ¿qué son las Energías Renovables?

La energía renovable utiliza fuentes de energía que la naturaleza repone continuamente. Esto es, el sol, el viento, el agua, el calor de la Tierra y las plantas. Estos recursos son transformados en formas de energía utilizables.

Las energías renovables, además de ser ilimitadas, son amigables con el medio ambiente, ya que no generan desechos tóxicos o contaminantes ni afectan de manera importante la flora y fauna.

Generalmente, estas fuentes de energía se convierten en electricidad. Pero también pueden ser convertidas en calor, productos químicos o energía mecánica.

Las fuentes de energía renovables tienen un enorme potencial para proporcionar servicios energéticos al mundo. Estas incluyen: la energía solar, la biomasa, la energía geotérmica, la energía oceánica y la energía eólica, así como la energía hidroeléctrica.

¿Por qué son importantes las Energías Renovables?

null

Hoy en día es común y conveniente usar carbón, petróleo y gas natural para satisfacer nuestras necesidades eléctricas. Utilizamos estos combustibles fósiles muy a menudo. Ya sea para proporcionar energía a nuestro automóvil o iluminar nuestro hogar.

Sin embargo, estos combustibles no son ilimitados. Existe una cantidad de dichos combustibles en la Tierra.

El problema es que los combustibles fósiles se están agotando. Al usar estos recursos más rápido de lo que naturalmente son creados, eventualmente se agotarán.

Además de agotarse, generan gases y elementos tóxicos que provocan cambios en el medio ambiente y la temperatura del planeta.

¿Qué hacer si los combustibles fósiles, que proveen electricidad a millones, se agotan? Al tener un suministro limitado de esos recursos en la Tierra, es necesario buscar otras opciones.

La mejor de esas opciones, es hacer un cambio, y comenzar a aprovechar las energías renovables.

Un servicio eléctrico limpio, eficiente, asequible y fiable es vital para la prosperidad mundial.

Además, un sistema que mejore el acceso a energía a los más necesitados es indispensable. Esto fortalecería las oportunidades de millones de personas y reduciría la pobreza extrema.

Los patrones actuales de producción y consumo de energía son insostenibles. Estos amenazan el medio ambiente tanto a escala local como mundial. Las energías renovables sirven como una solución a este problema.

El futuro es ahora

Antonio Guterres, Secretario General de Naciones Unidas explicó que “la edad de piedra no terminó porque nos quedaos sin piedras.

No hay que esperar a que el carbón y el petróleo se acaben para acabar con la época de los combustibles fósiles.”

Lo anteriormente dicho dispone algo vital: el cambio hacia energías renovables debe hacerse ahora. Los países, gobiernos y compañías del mundo deben contribuir a ello. Un futuro sostenible es posible con la ayuda de todos.

A pesar de que el uso de energías fósiles sigue siendo relevante, el cambio debe hacerse rápido.

Para el 2015, un 79% del uso global de energía provino de los combustibles fósiles. Estos combustibles son altamente contaminantes, costosos y limitados.

La inversión sigue siendo insuficiente

null

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la inversión a energías renovables aún no es suficiente. La inversión global para el sector eléctrico en 2017 fue de 1.3 trillones de dólares.

Sin embargo, tan sólo 242,000 millones de dólares fueron destinados al sector renovable.

Es importante destacar que, según la AIE, el sector privado juega un papel fundamental en esto. Hay un creciente interés de parte del sector privado en la energía renovable.

Esto demuestra que posiblemente en un futuro próximo las mayores compañías del mundo usen dicha energía.

Por otra parte, la inversión en países en desarrollo para el sector renovable sigue siendo muy baja. Al no contar con los recursos, los países en desarrollo no hacen el cambio al sector sostenible.

Para acabar esto, la cooperación internacional jugaría un papel vital.

La cooperación en el sector de energías renovables está en auge. Esto en el marco del Acuerdo de París (2015).

En dicho Acuerdo, los 189 países firmantes se comprometen a nivelar la temperatura mundial a menos de 2ºC. El papel de las energías renovables es vital para dicho fin.

Para esto, los países desarrollados se comprometieron a cooperar con los países en desarrollo. Dicha cooperación va fundamentada en asistencia técnica y financiera.

Así, los países en desarrollo podrán acelerar su cambio a las energías renovables.

¿Qué beneficios tienen las Energías Renovables?

null

Aún incluso, si los combustibles fósiles fuesen ilimitados, el uso de energías renovables es mejor para el medio ambiente. Un medio ambiente sano, significa que sus habitantes lo estarán también. Esto trae beneficios colaterales para la salud, el clima, y el desarrollo humano.

Las energías renovables son llamadas “verdes”, o incluso “limpias”. Esto es porque producen menos, o incluso, ningún contaminante.

No es este el caso para los combustibles fósiles. Estos combustibles producen altos índices de contaminación.

De hecho, de acuerdo a las Naciones Unidas, el sistema eléctrico mundial es un contribuyente fiel al cambio climático.

El suministro, transformación y utilización de energía causan al menos un 60% del total de las emisiones de efecto invernadero (GEI) a nivel mundial.

Esto es debido a la quema de combustibles fósiles. Para obtener la energía, se queman los combustibles, lo que envía gases de efecto invernadero a la atmósfera. Estos capturan el calor del sol. Al hacer esto, se contribuye al calentamiento global.

Si en algo están de acuerdo los científicos, es que el cambio climático es real. La temperatura media de la Tierra ha aumentado en el último siglo. Incluso, recientemente se llegó a niveles preindustriales de temperatura. El sector eléctrico juega un papel crítico en esto.

Si esta tendencia continúa, los niveles del mar aumentarán. Esto tendría numerosas consecuencias.

Los científicos predicen que las inundaciones, olas de calor, sequías y otras condiciones climáticas extremas podrían ocurrir con más frecuencia.

Otros contaminantes se liberan en el aire, el suelo y el agua cuando se queman combustibles fósiles. Estos contaminantes cobran un precio dramático en el medio ambiente y en los seres humanos.

La contaminación del aire contribuye a enfermedades como el asma. La lluvia ácida de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno daña a las plantas y a los peces. Los óxidos de nitrógeno también contribuyen al smog.

En contrario a los combustibles fósiles, la energía renovable es abundante y sus tecnologías mejoran constantemente. Hay muchas maneras de utilizar la energía renovable.

La mayoría de nosotros ya usamos energía renovable en nuestra vida diaria.

A continuación, explicaremos las más importantes fuentes de energía renovable:

Energía Solar

null

La gente ha utilizado el sol para calentar e iluminar sus hogares durante siglos. Las tecnologías solares aprovechan directamente la infinita potencia del sol. Al hacer esto, utilizan esa energía para producir calor, luz y electricidad.

La energía solar es la más abundante y popular en el mundo de las energías renovables. ¿Te preguntas por qué? El sol es un valioso recurso.

La energía que produce es renovable, asequible y ecológica. Al instalarse en el hogar, no produce ruidos ni molestias.

La energía solar se capta generalmente mediante paneles o colectores solares. Estos convierten la energía luminosa del sol en energía eléctrica (paneles), o en calor (colectores).

La electricidad solar o la tecnología fotovoltaica (PV) convierte la luz solar directamente en electricidad.

Nueva llamada a la acción

Los paneles fotovoltaicos pueden ser instalados en casa. Así, producimos nuestra propia energía. Dependemos menos de la red. Y además, si producimos un excedente de energía, esta se envía a la red.

Al hacer esto, nos descuentan esta energía de nuestra factura de electricidad.

También podemos usar la energía solar para instalar sistemas de calefacción económicas. Los sistemas solares térmicos ayudan a reducir nuestro consumo eléctrico en calefacción.

Energía Hidroeléctrica

null

Consiste en aprovechar nuestro recurso más abundante: el agua, para generar electricidad. El agua sigue un ciclo natural que la hace renovable y abundante. Ésta es una de las maneras más populares de aprovechar los recursos naturales y producir energía renovable.

Las centrales hidroeléctricas convierten la energía del agua corriente en electricidad.

La forma más común de energía hidroeléctrica utiliza una represa en un río para retener una gran reserva de agua. El agua se libera a través de turbinas para generar energía.

Las centrales hidroeléctricas no producen gases de efecto invernadero (GEI) hacia la atmósfera. Esto es algo positivo, ya que es una alternativa que no produce daño sustancial al medio ambiente.

Sin embargo, sí pueden afectar la calidad del agua en la localidad y los hábitats de la vida silvestre.

Bioenergía

null

Este es un tipo de energía derivada de la biomasa (materia orgánica, como las plantas). Si alguna vez has quemado leña en su chimenea, o has encendido una fogata, has utilizado bioenergía. Pero no sólo se obtienen los recursos de biomasa directamente de plantas.

Por ello, muchas industrias como las de la construcción o la transformación de productos agrícolas, pueden crear grandes cantidades de biomasa no utilizada o residual, que puede servir como fuente de bioenergía.

También, la biomasa puede convertirse directamente en un combustible líquido.

Estos son llamados biocombustibles. Debido a que son fáciles de transportar y poseen una alta densidad energética, se prefieren para abastecer de combustible a los vehículos.

Energía Geotérmica

null

El núcleo de la Tierra, a 6,437 km por debajo de la superficie, puede alcanzar temperaturas de 4982°C. Esta energía geotérmica fluye hacia afuera del núcleo.

Al hacer esto, calienta el área circundante. Lo cual, puede formar depósitos subterráneos de agua caliente y vapor.

Estos depósitos pueden ser aprovechados para una variedad de usos. Tales como la generación de electricidad o la calefacción de edificios. Esto puede hacerse mediante el uso de bombas de calor geotérmicas (BPAs).

¿Aún no te queda claro si has usado este tipo de energía alguna vez en tu vida? Pues, si alguna vez has tenido la suerte de sumergirte en una fuente termal natural, así como aguas termales, la respuesta es sí.

Entonces has disfrutado el uso directo de la energía geotérmica.

Energía Eólica

null

Durante cientos de años, la gente ha utilizado molinos para aprovechar la energía del viento. Los aerogeneradores actuales, que funcionan de forma diferente a los molinos de viento, son una tecnología mucho más eficiente.

La tecnología de las turbinas eólicas puede parecer simple. El viento hace girar las palas de la turbina alrededor de un eje central. El eje está conectado a otro eje, que alimenta a un generador para producir electricidad.

Sin embargo, las turbinas son sistemas de potencia altamente sofisticados. Estas capturan la energía del viento por medio de nuevos diseños de palas o aspas.

Los modernos sistemas de accionamiento mecánico convierten esa energía en electricidad.

Tecnologías verdes para tu hogar