Para tu Negocio

Todos los días comemos frutas y verduras porque disfrutamos de su sabor y gran aportación nutricional a nuestro cuerpo. Si tanto las consumimos, ¿por qué no crecer nuestros propios vegetales y hierbas en un huerto hecho en nuestra casa?

Aquí te decimos 6 sencillos pasos para que construyas un pequeño huerto casero en la comodidad de tu hogar de forma sencilla y con materiales económicos.  

Cosechar tus propios alimentos es muy conveniente, seguro y saludable. De esta manera podremos tener contacto con la naturaleza y tener una gran conexión con lo que comemos. Es importante que, para poder construir tu huerto, cuentes con un espacio con bastante luz solar durante el día.

Guía para ahorrar energía en casa

  • Paso 1: Una vez elegida la parte más soleada de tu jardín. Selecciona la medida que tendrá tu huerta en forma cuadrada o rectangular. Recuerda dejar espacios suficientes para desplazarte alrededor, regar, arar la tierra, etc. Si tienes mascotas tendrás que hacer un esfuerzo adicional y cercar el terreno seleccionado para que nuestros pequeños amigos no puedan entrar a escarbar la tierra, ni hagan sus necesidades en nuestros alimentos.
  • Paso 2: Tienes que mover la tierra para que se ablande y oxigene, esto tienes que hacerlo con la ayuda de una pala, picota y rastrillo. Tienes que limpiar el lugar para que quede libre de piedras, malezas y pasto. Tiene que quedar solo tierra suelta.
  • Paso 3: Agrega tierra de hoja y composta a la huerta, la capa debe de ser desde 2 a 10 cm de alto, si quieres agregar abono, los alimentos tendrán más nutrientes pero el olor será desagradable y atraerá mosquitos y moscas.
  • Paso 4: Una vez que mezclas la tierra con el abono, tierra con hojas y composta, la tierra estará lista. Ahora solo tienes que sembrar. Lo más fácil son los tomates, perejil, espinaca, berenjenas, entre otras verduras, pero tu puedes tener lo que quieras.
  • Paso 5: Recuerda que la semilla no puede estar tan profunda y que es necesario mantener una distancia considerable entre cada semilla para que puedan crecer sin quitarle el agua y los nutrientes a otros cultivos y entre ellas.
  • Paso 6: Riega tus plantas a diario en la noche o en la tarde para aprovechar más el agua y que esta no se evapore por el calor.

Recuerda que estos son sólo 6 sencillos consejos para iniciar tu huerto. Es necesario que pongas mucha atención al riego y cuidado de tus vegetales, asegúrate de que reciban luz y agua suficientes para que puedas obtener las mejores hierbas y verduras.

Ahora que ya sabes cómo ser un verdadero agricultor, ¡manos a la obra! Prepara tu terreno y empieza a cultivar tus propias verduras hoy.

New call-to-action