Para tu Negocio

Cada día del año, ya sean organismos gubernamentales, sociales o incluso civiles denominan cierta fecha del año como día internacional del tema que se elija. Normalmente se designan estos días para invitar a la reflexión o celebrar mundialmente la creación de algo, la existencia de alguien o conmemorar alguna fecha importante.

Es debido a este motivo que existe todo un catálogo de fechas marcadas como día internacional del jazz (30 de abril), la poesía (21 de marzo), de la mujer (8 de marzo) e incluso, del perro (21 de julio) por mencionar unos ejemplos; algunos de estos días suelen ser motivo de celebración y de gozo, como lo pueden ser los ejemplos del 30 de abril y del 21 de julio.

Sin embargo, hay otras efemérides que expresamente son institucionalizadas con el fin de informar a la población en general de la existencia de lo celebrado en dicho día, motivando a la reflexión colectiva e individual para poder hacer del mundo y su gente un lugar mejor. Así pues, son los ejemplos del 8 de marzo y del 13 de octubre.

New call-to-action

¿Qué motiva la institución del día 13 de octubre? Los desastres naturales o para ser más precisos, la prevención de estos, ya que en el mundo a través de todo el globo suceden con más frecuencia, motivo por el cual la ONU proclamó que este día sea mundialmente conocido para invitar a la reflexión sobre cómo prevenir desastres naturales.

¿Deseas saber más acerca de este día internacional? ¿Te interesa saber cómo es que tú puedes colaborar a prevenir los desastres naturales? En el siguiente artículo te mostramos más detalles acerca del 13 de octubre y sobre cómo poner tu granito de arena en la prevención de desastres.

Sobre los desastres naturales

null

Desastres naturales. Dos palabras que pueden y, de hecho, nos han dejado marcados. Todos a lo largo de nuestras vidas hemos visto y escuchado reportajes sobre un huracán que azotó las costas de Haití o de los tornados que arrasan con las granjas en las planicies del centro de los Estados Unidos, por mencionar dos ejemplos desgraciadamente recientes.

Y ni hablar de aquellas personas a quienes les ha tocado vivir en carne propia el poder de la naturaleza, la cual sin miramientos ni distinciones, puede hacer de una casa escombros o barrer con todas nuestras pertenencias.

En 1985 y luego en 2017, muchos de nosotros lo experimentamos cuando un sismo sacudió la Ciudad de México y provocó la caída de varios edificios. Sin embargo, es digno de mencionar el espíritu de solidaridad que se vivió en aquellos dos fatídicos 19 de septiembre.

art-03-sismo-mexico-septiembre

A pesar de ello, a muchos nos puede embargar un sentimiento de impotencia, ya que ha habido, hay y seguirán habiendo desastres naturales. Esto puede hacer que haya más y más afectados por fenómenos naturales como erupciones, huracanes, tornados, tsunamis o sismos.

art-04-erupcion-volcan

De acuerdo, no podemos evitar una erupción volcánica pero lo que sí podemos hacer es prevenirla y así poder salvar el mayor número de vidas humanas posible, motivo por el cual la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se puso en marcha.

La ONU y el 13 de octubre

art-05-La-ONU-y-el-13-de-octubre

En sintonía con el portal de las Naciones Unidas, se designó, a partir del año 1989 que el segundo miércoles del mes de octubre sería el día en el cual se haría un recuento y un análisis de los datos acerca de los desastres naturales y la planeación de estrategias más efectivas para prevenirlos.

No fue sino hasta el año 2009 en el cual, se oficializó el día 13 de octubre como Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, el cual se ha ido llevando a cabo desde los últimos diez años desde su institucionalización.

Este día ha sido, según palabras de la ONU como una medida con la finalidad de “abordar globalmente la reducción del riesgo y la vulnerabilidad a todos los peligros naturales, incluidos los geológicos e hidrometeorológico”, de acuerdo al comunicado lanzado en diciembre de 2009 en donde se da carácter de oficial al dia 13 de octubre.

Es una invitación en general a meditar en qué podemos hacer para poder prevenir desastres y cómo podemos llegar a lograrlo, así pues, colocando nuestro granito de arena podemos tomar consciencia y hacer que la gente a nuestro alrededor también lo haga.

Pero, ¿cómo podemos hacer para ayudar a prevenir el riesgo de desastres naturales? En esta sección del artículo te brindamos una serie de ideas que te pueden ayudar a ayudar a otros y al planeta.

Cultivando el hábito de la prevención de desastres

art-06-Cultivando-el-habito-de-la-prevencion-de-desastres

De acuerdo al marco de las Naciones Unidas propuesto en la iniciativa Sendai, hace la recomendación a todos los sectores, tanto privados como gubernamentales y los sectores civiles a tomar en cuenta que los “desastres” naturales no existen como tal, sino más bien lo que se da es el “riesgo” natural.

Es por ello que con la iniciativa se propone que estos son los principales factores en los cuales, sistemáticamente se puede trabajar para poder prevenir con mayor éxito posibles riesgos naturales.

1. Cuidado de las especies en estado silvestre y no introduciendo especies de otros entornos

art-07-Cuidado-de-las-especies-en-estado-silvestre-y-no-introduciendo-especies-de-otros-entornos

Puede parecer algo fuera de lugar que el cuidado de las especies en su estado natural prevenga desastres naturales, pero no va más allá de un riesgo latente ya que al momento en que una especie desaparece completamente de su entorno silvestre, afecta al resto de la cadena alimenticia de su medio ambiente.

Al momento de que esto sucede puede darse la sobrepoblación de aquella especie que era depredada por la que desapareció y con ello, pueda alterar el desarrollo vegetal y de otras especies, orillándolas a una existencia riesgosa y en el peor de los casos, una extinción.

Esto también puede suceder si se da el caso contrario, al introducir una especie desconocida a un entorno en donde carezca de depredadores naturales, por lo que una sobrepoblación puede poner en peligro a el resto del ecosistema local.

En muchos casos donde plagas azotan los cultivos de variados pueblos o regiones enteras es debido a la introducción de especies ajenas o la desaparición de depredadores naturales de esas especies que experimentaron una explosión desmedida en sus poblaciones.

2. Uso moderado de tierras para el cultivo

art-08-Uso-moderado-de-tierras-para-el-cultivo

En algunos casos, las sequías que se dan en sectores poblacionales son debido a la falta de vegetación que hacen posibles varios ciclos naturales como el del agua o el del hidrógeno, esto a causa de los cultivos y las enormes extensiones de tierra que se ocupan para los mismos.

Además de ello, con las tierras de cultivo que poco a poco se hacen más grandes, requieren una mayor cantidad de fertilizantes, mismos que afectan la calidad del agua en los ríos, lagunas y mantos acuíferos cercanos o de los que incluso se desconoce su existencia.

Resulta paradójico, sin embargo, además de este tipo de comportamientos que contribuyen al cambio climático hacen que las temperaturas en ciertas regiones del globo se eleven y en otras decrecen, haciendo que mientras unas poblaciones sufren por calores otras por fríos extremos.

3. Moderar el uso de combustibles fósiles

art-09-Moderar-el-uso-de-combustibles-fosiles

Ésta tal vez sea la recomendación que muchos de nosotros podamos poner más en práctica en nuestra vida diaria. Los combustibles fósiles y derivados del petróleo causan una subida alarmante en los gases de tipo invernadero, esto a su vez hace que el ya mencionado cambio climático sea cada vez más intenso.

Lo anterior provoca que fenómenos como huracanes se vuelvan mucho más violentos, haciendo que sea mucho más riesgoso para las personas que viven en zonas costeras y cercanas al mar.

De igual forma, mientras se eleve la temperatura del planeta los niveles del mar también incrementan por el descongelamiento de los polos, lo cual puede provocar desastre como inundaciones e incluso la crecida de los mares, de tal modo en que las regiones más a nivel del mar queden bajo el agua.

Ayudemos a prevenir desastres naturales considerando fuentes de energía alternativas

art-10-Ayudemos-a-prevenir-desastres-naturales-considerando-fuentes-de-energia-alternativas

Como hemos podido leer a lo largo de este artículo, la ONU hace el llamado a la población civil en general a hacer un cambio en aquellos hábitos que puedan contribuir al cambio climático y con ello, a la intensificación de desastres naturales.

En tiempos recientes y a raíz de la búsqueda de mejorar la complicada situación ambiental, se han creado tecnologías que permiten obtener energía de manera que no sea agresiva con el medio ambiente.

Una de las más populares es la obtención de la energía solar por medio de celdas o paneles que capten la energía solar y así pueda ser utilizada por nosotros sin riesgo o temor de dejar huella en la tierra.

Además de ello, no hay organismos que regulen o cobren intereses por las celdas de paneles solares, por lo cual, es un medio que además de ecológico, es económico, ya que la energía eléctrica obtenida es completamente gratuita.

Por ello, busquemos la forma de poder hacer que nuestra presencia en el planeta deje la menor marca posible, a la vez que con estas tecnologías podemos hacer de la energía en general algo más económico.

Tecnologías verdes para tu hogar