Curiosidades

El avión solar, SolarStratos realizó su primer vuelo

Se realizó en Suiza el primer vuelo del avión solar, SolarStratos, que es abastecido de energía mediante 22 m² de paneles solares en su estructura. Dicho vuelo afianza el camino al “turismo solar comercial cerca del espacio, como lo comentó la empresa Elektra-Solar, responsable del desarrollo del SolarStratos.

El avión solar SolarStratos realizó su primer vuelo,  dejando marcado el 5 de mayo de 2017 en la historia de la aviación y la industria solar. Este vuelo corrió a cargo del experimentado piloto de pruebas Damian Hischer, teniendo una duración de 7 minutos, alcanzando 300 metros de altura y se realizó desde el aeropuerto de Payaren, en Suiza.

Dicho aeroplano cuenta 8 m de largo y una envergadura de 24,8 m, pesando tan solo 450 kilogramos. La gran innovación con la que cuenta es dado su recubrimiento con 22 m² de paneles solares que le proporcionan una autonomía energética de 24 horas.

La gran importancia de este aeroplano es hacer recorridos por la estratosfera, alcanzando una altura de 25,000 metros para 2018, afianzando el camino al “turismo solar comercial cerca del espacio”, como afirmó en 2014, la empresa Elektra-Solar, responsable del desarrollo del SolarStratos.

Ahora el equipo de desarrollo del proyecto SolarStratos, se encuentra analizando el vuelo de prueba, con el fin de hacer las correcciones en el diseño necesarias para poder implementar vuelos de mayor altura y duración. Todo este desarrollo es bajo la firme intención de fijar un gran base para el desarrollo de nueva tecnología que en un futuro cercano permita desarrollar aviones que sean abastecidos por energía eléctrica generada por paneles solares en su estructura.

Anteriormente se presentaron algunos desarrollos similares como el proyecto Solar Impulse, desarrollado por el suizo Bertrand Piccard  que en 2017 dio la vuelta al mundo a bordo de su avión solar a una altura de 9,420 metros que es el actual récord de altura.  Siendo el mismo Piccard parte esencial del equipo de desarrollo del SolarStratos, ya que, dado que las condiciones que se presentan a los 25,000 metros de altura que se pretende alcanzar para 2018, son totalmente inclementes, ya que tendrán que soportar los tripulantes una temperatura de 70 grados Celsius bajo cero y una presión atmosférica del 5%. Situación que los obliga a usar trajes como los que usan los astronautas, pero que al mismo tiempo juega en su contra, ya que les imposibilitará por completo el uso de paracaídas en caso de emergencia.

Actualmente el equipo del SolarStratus trabaja arduamente para mejorar las condiciones del aeroplano y poder solucionar las dificultades ambientales y técnicas que se les han presentado.

También podría gustarte